En una participación conjunta entre Dirección Regional de Trabajo y Promoción del Empleo de Apurímac, representantes de la Salud Ocupacional de la Dirección Regional De Salud Apurímac, del Ministerio Publico y el Departamento de Seguridad del Estado de la PNP, se realizó esta visita a obras.

Con la finalidad de garantizar los derechos de los trabajadores, la Dirección Regional de Trabajo y Promoción del Empleo de Apurímac, realizó una inspección preventiva laboral a las diferentes obras que se vienen ejecutando en la ciudad de Abancay, a fin de socializar las normas y Leyes que amparan a los obreros, técnicos y responsables de estas construcciones, el cual debe ser cumplido a cabalidad.

Ciertamente que en los últimos meses, los obreros han hecho sentir su malestar porque las empresas constructoras los obligan a trabajar sin equipos de protección personal, sin seguro médico, y sin el seguro contra riesgo de accidentes. Todas estas quejas han sido escuchadas por el Director de Trabajo, Dr. Héctor Osccorima, quien decididamente ayer salió de las oficinas para visitar todas las obras de esta ciudad.

En esta inspección preventiva, acompañaron representantes del Ministerio Publico y el Departamento de Seguridad del Estado de la PNP, con quienes se garantizó el éxito de esta visita a obras.

Como dijimos esta primera visita fue preventiva, por tanto autoridades, personal obrero y técnico se reunieron, para así advertir que en los próximos días se implementara inspecciones sancionadoras, si es que se descubre que las empresas contratistas continúan haciendo caso omiso a las observaciones.

Entre las obras visitadas podemos destacar, la remodelación del Parque Micaela Bastidas, construcción del Boulevard Arenas, construcción del Mercado Progreso,  remodelación de los parques y áreas verdes de Abancay, entre otras.

Esta dinámica de trabajo ha sido aplaudido por muchos de los obreros, que esperan sea más continuo para garantizar la seguridad en el trabajo, así  como también se respeten sus derechos, para que hechos lamentables como el ocurrido en Bella Vista Alta en donde murieron dos trabajadores, no se vuelvan a repetir.